México podrá exportar tela a través de C.A.

La industria textil mexicana estima que a partir del primer trimestre de 2007 podrá enviar desde Centroamérica prendas de vestir elaboradas con fibras mexicanas a Estados Unidos bajo un régimen de preferencias arancelarias, aseguró el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (CANAINTEX), Rafael Zaga.
El empresario indicó que México ya tiene pactado un acuerdo de aduanas con Estados Unidos para que prendas centroamericanas elaboradas con textiles mexicanos ingresen a ese país libres de impuestos.
Esto sería posible a través del acuerdo de libre comercio que Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Honduras, Nicaragua y la República Dominicana firmaron con Estados Unidos (CAFTA-DR, por sus siglas en inglés). Cuando se concreten los acuerdos pendientes, se calcula que México podría llegar a exportar textiles por valor de $250 millones y $500 millones durante el primero y segundo año de operaciones, respectivamente.

“Más adelante abría que pedir que se abra la cuota a mayores cantidades y más productos para aumentar la exportación”, precisó Zaga, quien considera que si se maneja bien esta opción debería “representar $2,000 millones en exportaciones (anuales)” para México.

El proceso
Sin embargo, falta todavía que el acuerdo aduanero entre México y Estados Unidos sea presentado y ratificado en los Congresos de ambos países, lo que Zaga confía en que suceda “en las próximas dos o tres semanas”.

Asimismo, un instrumento similar debe ser elaborado y entregado al Legislativo de México y a los países miembros del CAFTA para su aprobación, lo que debería quedar listo “en el primer trimestre del año”, como se comprometió el presidente de México, Felipe Calderón, señaló el líder gremial.

Las compañías de textiles de México ya tienen “pedidos de empresas de Centroamérica”, región que exporta a Estados Unidos prendas por valor de $10,000 millones, las mismas que no pueden salir del país hasta que se concreten definitivamente los acuerdos, asegura Zaga.

Esta ha sido una de las exigencias tradicionales del sector textil al Gobierno mexicano para enfrentar la fuerte competencia de los países asiáticos en el mercado estadounidense, especialmente de China.

Las textileras en México emplean directamente a más de 150,000 personas, las empresas de la confección a 450,000 y el conjunto del sector exporta cada año unos $10,000 millones. La Prensa Gráfica