Joyeros peruanos crean consorcios para exportar oro y plata

Unos 400 joyeros de Catacaos (Perú), pueblo de artesanos por excelencia y cuna de la filigrana en plata, no tuvieron otra alternativa que unirse frente a la crisis y a un mercado local que nunca pagó bien por sus productos.
Con la ayuda de la Universidad de Piura y el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) crearon el Centro de Innovación Tecnológica de la Joyería (Cite), se capacitaron y empezaron a exportar parte de su producción.

Las ventas
Países como EE.UU. y Ecuador pagan USD 1,20 por el gramo de plata a los joyeros de Catacaos. España paga hasta USD 2,5 el gramo. En el mercado local el gramo de plata se vende a USD 0,80.

Perú es el primer productor de plata en todo el mundo y el quinto productor de oro.

Las exportaciones a Ecuador son del 15% de la producción y van con destino a la ciudad de Cuenca. Lo que más se envía es filigrana en plata. Hay un taller de don Aurelio León que exporta a China bronce bañado en plata. El año pasado exportaron a EE.UU., España e Inglaterra y, en menor medida, a Brasil y Ecuador, 250 kilos de plata y 24 kilos de oro. Sin embargo, están por cerrar el 2007 con exportaciones que alcanzan los 960 kilos de plata y 54 kilos de oro, en joyas que van desde sortijas y collares hasta aretes de los más variados. Los más cotizados se los conoce como dormilonas, típicos del norte peruano.

Para el director ejecutivo de Cite, Hernán Macalupú, el despegue de los artesanos joyeros de Catacaos no solo se debe a que se unieron para exportar, sino a las exoneraciones tributarias para exportar que les otorgó el Ejecutivo.

Además de la creación del sistema Exporta fácil, con el cual el exportador se acerca a una sola ventanilla para llenar un formulario, así el trámite es más rápido.

Esta agrupación también viene participando en varias ferias artesanales en el mundo. Las últimas se han efectuado en Colombia, Argentina, Brasil, Ecuador, Chile y EE.UU. En este último país, la mayor parte de las exportaciones, van a Los Ángeles y Nueva York.

Los 400 artesanos han formado 10 empresas exportadoras, una de ellas es Joyas Tallán. Uno de sus miembros, Alfredo Inga, explica que pese a que todavía las cantidades de envío mensuales son pequeñas, representa el doble de las ganancias que percibían antes por los mismos productos en su natal Catacaos. En este caso se exportan unos 10 kilos al mes.

El éxito de la empresa Joyas Tallán es solo la muestra del excelente momento por el que atraviesan los joyeros de este distrito, quienes ahora están esperanzados en la próxima puesta en vigencia del TLC con EE.UU., pues si bien exportan con arancel cero, esperan traer maquinaria de este país para hacer mayor producción en serie.

Aunque la directora de Joyas Tallán, Agustina Sandoval, señala que no dejarán de darle el valor agregado a sus joyas. Esto lo dice porque las artesanías son traídas del norte del Perú, donde se produce la artesanía a mano.
Macalupú añade que actualmente han logrado, incluso, que la mayor parte de sus artesanos se capaciten en modernas técnicas para la confección de joyas.

Esto, a su vez, permite que sus productos sean más competitivos, pues quieren lograr mejor calidad para poder competir con los grandes exportadores de joyas, como México, Tailandia e India.

Precisamente cuando este Diario visitó el local de CITE, en esta localidad piurana, un grupo recibía capacitación en alta joyería y estudiantes de un colegio local recibían clases de joyería básica.

“Tenemos que preparar a los jóvenes de la zona ya que muchos no logran ir a la universidad y pueden salir del colegio con un oficio, son los que reemplazarán a los artesanos que poco a poco se irán jubilando”, dice Macalupú.

Además, sostiene que hay una fuerte competencia con el trabajo de filigrana que hacen los artesanos de Indonesia, México y Tailandia, de ahí que quieren explotar la creatividad del artesano local para que pueda agregar a la pieza elaborada, motivos peruanos, como la concha de spondylus.

La filigrana en plata consiste en hilos de plata y oro trabajados a mano, una técnica ancestral traída al Perú por los españoles pero que tiene orígenes orientales.

Las exportaciones del 2006 representaron un ingreso total de 2 000 400 soles (666 800 USD) para esta agrupación. Por Victor Juárez. El Comercio Ecuador