Venezuela exporta cemento a Jamaica

Un cargamento de cemento llegó a la capital jamaiquina procedente de Venezuela para estimular el sector de la construcción, frenado en los últimos dos meses por la escasez del producto.
El ministro de Información y Desarrollo de Jamaica, Colin Campbell, confirmó que el cargamento contenía 4.000 toneladas de cemento venezolano, debido a que la escasez del material de construcción dejó sin empleo en los últimos dos meses a más de 100.000 obreros de la construcción.
El sector estuvo centrado los últimos meses en construir la infraestructura de la Copa Mundial de Cricket que se celebrará en Jamaica y otras islas del Caribe el próximo año.

La construcción de varios complejos hoteleros de propiedad española es otra de las circunstancias que contribuyeron a que se produjera un aumento inusual de la demanda de concreto que produjo la escasez de cemento en un país cuyo sector de la construcción utiliza unas 4.000 toneladas de cemento al día.

La única productora de cemento que proveía el material a Jamaica, la compañía de Trinidad y Tobago Caribbean Cement Company, admitió el pasado marzo que enfrentaba problemas para poder seguir suministrando cemento y que había vendido 500 toneladas de cemento de mala calidad que tuvo que retirar del mercado.

El Gobierno redujo el impuesto a la importación de cemento de un 40 a un 15% para facilitar a las compañías la compra de cemento hasta que finalice la escasez.

Incongruencia
Mientras se exporta cemento a otros países con el fin de atender sus dificultades, el Gobierno está importando el insumo bajo el argumento de que la producción no es suficiente para atender la demanda.

El ministro de la Vivienda, Luis Carlos Figueroa, en marzo señaló que existía escasez de cemento, por lo cual manifestó que era necesario importar el producto y por tal motivo se realizó la compra de 500.000 toneladas de cemento cubano.

En el transcurso del segundo trimestre el funcionario ha reiterado que la producción resulta insuficiente y a su juicio se requieren 1,5 millones de toneladas de cemento para construir las viviendas.

No obstante, el ministro ha advertido que también está dispuesto a seguir importando los otros productos que están escaseando en el mercado. EFE